YouTube no permite monetizar a los canales con menos de 10.000 visitas

Muchos medios se han echo eco de las nuevas políticas de YouTube en referencia a la monetización de los vídeos, comentando la noticia de diversas formas como que no se podrá monetizar los vídeos hasta llegar a las 10.000 visitas. ¿YouTube está castigando a sus creadores? ¿Qué hay de verdad en todo esto? 

Las nueva normativa de YouTube

Debido a que algunos medios han dado a conocer la noticia de forma errónea, parte de los usuarios de YouTube no tiene claros los cambios que han sido anunciados, creyendo en ocasiones que ninguno de sus vídeos obtendrá la posibilidad de ser monetizado hasta alcanzar las 10.000 visitas independientemente del canal.

La información real ofrecida por YouTube, indica que los canales necesitarán llegar a 10.000 visitas en total (sumando las visitas de todos sus vídeos) para poder optar a la monetización de sus vídeos. Una vez alcanzadas las 10.000 visitas en el canal, los usuarios podrán solicitar la monetización de los vídeos, será entonces cuando YouTube revisará los canales para ver si el contenido es apto.

Por lo tanto, la medida no busca castigar a los usuarios legítimos de YouTube ni debería afectarles negativamente, pues 10.000 visitas es una cantidad realmente baja si pasamos su equivalencia a “ingresos”.

¿A quién afecta realmente esto?

YouTube busca con esta nueva política paralizar la creación de canales falsos con contenido robado y evitar la monetización de vídeos cuyo contenido es ilegal, ofensivo, incite al odio… La causa principal de esto se debe a que algunas empresas cortaron sus campañas publicitarias en YouTube para evitar que sus anuncios aparecieran en vídeos con contenido inadecuado, algo razonable pues no quieren que su marca se vea vinculada de ningún modo al contenido que aparece en ese tipo de vídeos.

Aún es pronto para determinar si esta medida será suficiente como para evitar la creación de los canales falsos con contenido robado, cuyos usuarios simplemente empiezan a descargar los vídeos de otros canales y subirlos a un nuevo canal falso, que a través de diferentes fuentes como el buscador de YouTube puede ir recibiendo visitas y las facilidades que existían antes para monetizar los vídeos hacían que fuera muy fácil subir y monetizar esa clase de canales hasta que el creador original se encontrase con el canal y lo denunciase.

Algunos usuarios legítimos pueden verse afectados negativamente por esta situación, aunque el límite de 10.000 visitas no supone una gran pérdida económica (basándonos en las declaraciones de varios YouTubers sobre que la equivalencia entre visitas e ingresos no suele superar los 10$), sí puede significar una pérdida en el caso de que algún creador de contenido poco conocido creara un vídeo que se volviera viral y obtuviera una enorme cantidad de visitas, pues no se monetizaría su vídeo hasta que no solicitara la monetización.

¿Funcionará la medida?

Está claro que hay gente de todo tipo en el mundo, por lo que los usuarios fraudulentos que encuentren en esta medida una barrera podrían buscar otros métodos para lucrarse ilícitamente con esta plataforma y los usuarios que crean contenido inadecuado para la plataforma pueden seguir subiendo sus vídeos sin obtener ingresos, pero sin duda la medida hará que muchos de los que usan inadecuadamente YouTube dejen la plataforma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *