Cine Cine y Series Noticias

¡Ha vuelto el rey de las chimichangas!

Si no sabes de quién hablo, ¿qué estás haciendo con tu vida? ¡Deadpool ha vuelto de una forma más grande, larga y dura!

La nueva película de este peculiar “héroe” ha sido un éxito mundial. Un taquillazo muy bien recibido y encantador. Es una película familiar, por supuesto, sin insultos, incitas a drogas o comentarios sexuales. Al fin y al cabo, todos sabemos que Deadpool es un personaje tranquilo y agradable.

En esta nueva película aparecerán importantes personajes de los cómics, sin contar una pequeña y rápida aparición de los X-Men más famosos.

Para hacer un pequeño resumen sin un gran spoiler (o tal vez eso es lo que yo quiero que creáis), Wade Wilson (Ryan Reinolds) y sus nuevos (que no todos) amiguitos y compis, intentarán acabar con Cable (Josh Brolin, el mismo actor que hace de Thanos en Infinity War, ya que al parecer no les daba la pasta para traer otro súper malote), que viaja desde el futuro (por una razón bastante comprensible para mí) para cargarse al jóven y cabreado Russell Collins (Julian Dennison). El pequeño, que no tarda en considerarse amigo del protagonista, acaba sintiéndose traicionado por su nuevo amigo, y eso hace que su mentalidad de adolescente perdido en la vida y con un un gran poder, le diga que ha llegado el momento de acabar con las personas que han producido su malestar psicológico y físico.

El problema es que, como si Wade no tuviera ya bastantes problemas, aparecen los dos X-Men que ya conocíamos de la primera película de Deadpool (Brianna Hildebrand y Stefan Kapicic). Y sí, efectivamente, se lo ponen todo más difícil. Que te unas. Que no. Que te unas, venga. Que no. Pero que es lo mejor para ti. Que no me sale de la polla. Que venga. Madre mía, colega.

No veo necesario decir que, aunque Wade deja bastante claro que Russell se la suda bien fuerte durante una gran parte de la película, acaba sacando su lado de héroe y hace caso a su corazón.

Bien, aunque algunos dirán que Lord Explosion Murder no tiene un corazón noble como el de Deadpool, no quiero comentar mucho más de la historia de la película, ya que es SÚPER DIGNA de ver. Da igual si es en el cine o de forma ilegal por internet. No sé si puedo decir eso último, ya que se tiene que respetar el trabajo que hicieron todos y bla bla bla, pero estoy siendo realista.

Conclusión: no importa si no os gustan los superhéroes o si teníais pensado ver una película más emotiva, id a ver Deadpool 2. Con lo caro que está el cine, os aseguro que no os vais a arrepentir de gastar el dinero en semejante obra. Y recordad, amiguitos, que es una película totalmente familiar.

Y ahora, como yo ya me gasté el dinero en ver la película en el cine, pienso buscarla otra vez por internet y disfrutarla como la primera vez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.